Brotes verdes en el sector inmobiliario de Segovia

7 marzo, 2015
Brotes verdes en el sector inmobiliario de Segovia

Roman Aqueduct In Segovia, Spa

La crisis inmobiliaria en Segovia parece dejar atrás sus peores momentos. El mercado de la compraventa de viviendas en la provincia se saldó con resultados positivos en 2014 y experimento un incremento del 7,6% en comparación con los datos de 2013, de acuerdo con la Estadística de Transmisiones de Derecho de la Propiedad confeccionada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En concreto, el ejercicio registró 1.088 operaciones, 77 más que en 2013. Cifras optimistas para las inmobiliarias de Segovia que reafirman incluso su valor si se compara con el descenso del 2 % que afecta a los datos de compraventa de viviendas de toda Castilla y León -que arroja un cómputo de 14.405 operaciones- y con la subida más matizada que experimenta el sector a nivel nacional, estimado en un 2,1 %, con una compraventa de 319.389 viviendas.

Desglosando el conjunto de operaciones llevadas a cabo en Segovia, podemos encontrar que 932 del total se correspondieron a vivienda libre, amplia mayoría frente a las 156 viviendas protegidas que redondean la suma. Del mismo modo, el porcentaje de transacciones de vivienda usada es netamente superior al de vivienda nueva, con 782 y 306 respectivamente.

Las previsiones para 2015 pueden incluso prolongar esta corriente alcista, debido a cuestiones como la decisión de Bankia de dar salida a parte de su parque inmobiliario. La necesidad de liquidez del banco y los ajustes a una economía familiar media que todavía no logra reponerse de los efectos de la recesión, permite que el mercado inmobiliario segoviano pueda encontrar viviendas que luzcan un 50 % de descuento respecto a su precio. Gestionadas a través de portales inmobiliarios en internet y de la red de oficinas de la propia entidad bancaria, la comercialización de estas ofertas especiales se extenderá hasta finales de marzo. Dentro de esta agresiva campaña, Segovia constará de 32 viviendas en concreto, ubicadas en la capital de provincia y en localidades del entorno rural como La Lastrilla, Torrecaballeros, Espirdo o Palazuelos de Eresma. Se trata en su mayor parte de viviendas de segunda mano que abarcan incluso chalets adosados de alrededor de 120 metros cuadrados de superficie y con unos precios que varían entre los 65.000 y los 75.000 euros.

Esta nueva remesa de viviendas a la venta a un coste muy inferior al habitual contrasta la progresiva estabilización en los precios de la vivienda que se da en España. De acuerdo con los informes de la web especializada pisos.com, el precio de la vivienda de segunda mano alcanzó los 1.359 euros por metro cuadrado en el mes de febrero, un 0,49 % menos que en enero y un 9,14 % inferior que en el mismo mes del año anterior. Desde una perspectiva global, el precio de la vivienda de segunda mano se establece en el país en torno a los 1.549 euros por metro cuadrado. Cabe decir que el precio por metro cuadrado en Segovia excede por poco al de esta media, con 1.565 euros por metro cuadrado, aunque en cambio supera con creces el de la media castellanoleonense, que se sitúa en apenas 1.359 euros por metro cuadrado.

Respecto al alquiler de viviendas, Segovia lidera las subidas de rentas con una subida del 4,2 % en comparación con los datos de 2013, mientras que el alquiler registra un incremento del 1 % en toda la provincia, según indica el diario El Adelantado de Segovia. Esta subida en el registro de alquileres no se corresponde con la bajada del 0,2 % en el precio por metro cuadrado de la vivienda en alquiler que muestra Castilla y León y que se traduce en una media los 5,2 euros mensuales. Y es que Segovia, con ese 1 %, es la única de las tres provincias que mantiene los precios del alquiler en verde, junto a Palencia (1,2 %) y Zamora (0,5 %).
En el resto de la comunidad autónoma, continúa informando el periódico, el precio de los alquileres sufrió también caídas en otras seis provincias. A la cabeza del descenso se encuentra Valladolid con un 2 %. En este orden, le siguen León (-1,7 %); Soria (-1,3 %) y Salamanca (-1,2 %), mientras que las caídas de Ávila (-0,9 %) y Burgos (-0,3 %) son más matizadas.
Por lo que respecta a las capitales de provincia, además de Segovia, detentadora del mayor aumento en este aspecto, el precio de las viviendas en alquiler también subió en León (2,7 %) y Zamora (2,1 %). Por el contrario, los términos municipales de Soria (-3,9 %), Valladolid (-2,7 %), Salamanca (-2,3%) y Ávila (-2  %), experimentan las caídas más destacadas.

Deja un comentario