Y después de la hipoteca, ¿qué?

21 mayo, 2016
Y después de la hipoteca, ¿qué?

Es la gran pregunta que  nos hacemos todos los ‘pardillos’ que finalmente caemos en la compra de un piso. Parece ser que el miedo que hubo durante la crisis ya ha pasado, y los españoles ya nos hemos vuelto a liar la manta a la cabeza para meternos en hipotecas. Esperemos que en esta ocasión salga mucho mejor que la anterior, donde todos recordamos las imágenes de desahucios y familias rotas. Pero la intención con este artículo es la de mostrar qué he hecho yo después de tener una hipoteca.

Pues lo que tuve claro desde el primer momento es que era el momento de ahorrar. Y uno de los aspectos que he comprobado que más y mejor se puede hacerlo, es echando un ojo en las tiendas webs que hay en Internet, donde venden de todo. Un buen ejemplo son Tiendas Pavo donde puedes  comprar banderas de España.

Os vengo a recomendar este tipo de tiendas porque la verdad es que son muy curiosas. Es como tener una tienda de los chinos debajo de tu casa, pero con la fiabilidad de ser una empresa de Extremadura. Te recomiendo que eches un vistazo porque te puedes encontrar de todo, y a un muy buen precio. Yo por ejemplo he comenzado a amueblar la casa y he encontrado albornoces, alfombras de baño, moquetas o cortinas a un precio estupendo. Pero es que tienen de todo. Y cuando digo de todo, es de todo.

shutterstock_431577730reducida

Formas de ahorrar

Esta es una forma directa de ahorrar para poder pagar la hipoteca. La otra, y que es muy recomendable, es la de no salir por las noches a tomar copas. Ya eso ha desaparecido en mi vocabulario. Eso sí, no por eso hay que dejar de lado nuestra vida de ocio. En mi caso he apostado por otras alternativas. Me gusta más tomar el vermut, algo tan español que se está comenzado a recuperar. Sobre todo por la salud de los cuerpos al día siguiente y por la cartera. De esta manera, me gusta quedar con mis amigos para tomar una cerveza con unas patatas bravas antes de comer. Si vemos que la cosa se da bien, se puede pinchar algo mas, e incluso tomar una copa que sirva para hacer la digestión. Y aún así, nunca me gastaré tanto como saliendo por la noche.

La verdad es que ahora que ya tengo la hipoteca comienza una nueva etapa de mi vida. Con más preocupaciones, pero con la satisfacción de saber que por fin tengo un hogar. Y ése es mi próximo objetivo, encontrar novia. No sé si esto será más complicado que firmar una hipoteca o no, pero por mí que no quede. Supongo que al saber que soy un tío responsable tenga más oportunidades. Y no pido mucho, solo que me quiera y a ser posible, que sea optimista, que para negativismo ya hay mucho en la vida.

Espero que os haya servido este artículo para afrontar la vida con hipoteca. Suerte y a pagar todos los meses.