Hipoteca para una segunda vivienda

11 marzo, 2014
Hipoteca para una segunda vivienda

Si antes nos resultaba muy complicado comprar una vivienda, ahora, debido a la crisis y a la necesidad de muchas familias por vender propiedad y conseguir liquidez en lo que a dinero se refiere, son muchas las oportunidades que se nos están abriendo para comprar una casa como primera vivienda y también apartamentos en lugares de playa como Denia, gracias a inmobiliarias como Romer Playa. Es un momento ideal para invertir en la compra de casas o pisos y, especialmente, en una segunda vivienda en las zonas costeras, donde más han caído los precios por metro cuadrado, o también en lugares donde el comprador tenga un interés especial, como en su localidad de origen o en aquella a la que tenga una gran ligazón sentimental.

De todas formas, aunque los precios han caído, uno de los mayores problemas con los que se encuentran aquellos compradores que no tienen el dinero en efectivo para entregarlo en mano como comúnmente se suele decir, es el tema de la financiación. Debido a la morosidad y también a la crisis, el mismo factor que ha abaratado los costes de las casas, cada día se convierte en algo más complicado el lograr la financiación adecuada o que se nos conceda una hipoteca con unas buenas condiciones.

Asimismo, debemos tener en cuenta que los bancos consideran la concesión de hipotecas para una segunda vivienda como un producto muy arriesgado, ya que normalmente no son vistos como una necesidad para las familias, y cuando estas se encuentran en apuros lo primero de lo que prescinden o aquello que dejan de pagar son las cuentas de estas casas con los bancos. Además, los plazos de estas hipotecas suelen ser más cortos y los diferenciales más altos. Por otro lado, a diferencia de los préstamos para comprar una primera vivienda, el importe que el banco deja es menor. Si normalmente este se acerca al 80 por ciento para nuestra casa, si queremos una segunda vivienda probablemente del banco no obtengamos más que un 60 por ciento.

Una forma de combatir todos estos inconvenientes que nos encontramos para embarcarnos en la comprar de un apartamento en el que no vamos a vivir la mayor parte del año, sino durante nuestras vacaciones o los fines de semana, es recurrir a las bancos en Internet o bancos online, ya que estos no suelen distinguir entre un tipo u otro de vivienda. Otra buena manera es aprovecharnos de las muchas oportunidades que están surgiendo. Por ejemplo, cuando antes necesitábamos más de 200.000 euros para poder adquirir un apartamento a pie de playa en la zona de la costa mediterránea, ahora existen zonas en las que podemos adquirirlos por unos 100.000. Incluso, en pueblos como Barreiros, en la costa de Lugo, son muchas las promociones construidas que se han quedado sin vender y los promotores están ofreciendo esos apartamentos por unos 40.000 euros, que supone poco más que el valor de un coche de gama media-alta y más fácil obtenerlos del banco o incluso tenerlos ahorrados.

De todas formas, aprovechar el momento para comprar una segunda vivienda, pese a los requisitos más estrictos que ponen los bancos en cuanto a dinero prestado, máximo de años o edad, entre otros, sigue siendo muy goloso y hay que apurar la oportunidad para beneficiarse de la coyuntura económica. A largo plazo se tratará de una buena inversión que habrá merecido la pena con creces.

Deja un comentario