La importancia de tener una notaría de confianza

1 marzo, 2015
La importancia de tener una notaría de confianza

Hace poco me compré un piso en Cuenca. Yo soy una más como vosotros, una más en el mundo de los hipotecados. Se trata de algo muy duro, seguro que todos coincidís en pensar esto también. Hipotecarse no supone solamente el pago de una cuota todos los meses, sino el miedo a no poder pagarla, a que un mes nos resulte muy duro o incluso a que nos echen del trabajo y no podamos hacer frente a la letra. Además, las hipotecas se diferencian de los préstamos personales en que las estamos avalando con aquello justamente que compramos, es decir, nuestro piso. Si faltamos a los pagos es posible que acabemos perdiendo no solamente el dinero invertido en las cuotas de todos los meses, sino nuestra casa también.

Pero además de lo que gastamos cada comienzo de mes en pagar la letra, hay otro tipo de pagos de los que no nos podemos olvidar. Se suele decir que para comprar un piso hay que tener casi un cuarenta por ciento del valor del mismo ya ahorrado. ¿Por qué es esto? Pues porque los bancos normalmente no nos prestan más de un veinte por ciento de lo que vale el piso. Y además debemos hacer frente al precio que nos pone el tasador por venir y valorar el inmueble. También precisamos una cantidad para hacer frente a los gastos de la parte básica de la casa, como arreglar uno de los baños, poner la cocina, o comprarnos la cama, el sofá y la tele.

Y una de las partes en la que más gastamos y en la que se nos va una gran cantidad del dinero ahorrado es la notaría y en el registro. Este tipo de trámites son carísimos y por, así decirlo, fijo. No podemos librarnos de ellos, ya que en gran parte están formados por impuestos.

notaria

Imagen de una sala de la notaría de Alicia Velarde, en Taracón.

No obstante, conocer a un buen notario nos hace ahorrar alguna pequeña cantidad que cuando nos encontramos tan ahogados nos sirve de mucho y nos viene de perlas. ¿En qué podemos dejar de gastar el dinero? Pues por ejemplo en ese típico servicio que nos ponen los bancos para tener a alguien que nos lleve los papeles y al registre y se encargue de poner en regla toda la documentación. Es algo que podemos hacer nosotros mismos sin ningún tipo de problema, ya que no es más que una serie de paseos. Pero para poder saber cuáles son los pasos debemos tener un notario de confianza que nos asesore y nos guíe.

Yo quiero hablaros de quien me ayudó a mí, la notaría de Tarancón de Alicia Velarde Valiente, que ofrece todo tipo de servicios notariales, asesoramiento y redacción de documentos públicos con la garantía de una atención personalizada y un amplio bagaje formativo y profesional. Aquí podemos gestionar testamentos, sucesión testamentaria, herencias, capitulaciones matrimoniales, actas notariales, poderes, compraventas, préstamos e hipotecas, o la constitución de sociedades, entre otros.

Esta notaría se encuentra en Tarancón, un municipio situado en la comunidad autónoma de Castilla la Mancha, al oeste de la provincia de Cuenca, y limita al sur con la Comunidad de Madrid. Su horario es lunes, martes, miércoles y viernes de 9:30 a 15:00, y los jueves de 09:30 a 14:00. Las tardes de los martes, miércoles y jueves abre de 16:00 a 19:00, aunque por la tarde solamente hay firma los jueves.

Deja un comentario