Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Trucos para pagar la hipoteca en la mitad de tiempo

2147737937_11zon

La mayoría de los españoles desean liquidar la hipoteca y apuestan por estrategias financieras para cancelar un préstamo antes de que venza el plazo pactado con el banco.

Amortizar una hipoteca antes de tiempo “no solo proporciona tranquilidad mental, sino también un ahorro significativo en intereses a largo plazo”, comenta la asesora financiera independiente Elizabeth Wakefield.

Por ejemplo, un usuario de banca que haya contratado un préstamo con un capital inicial de 150.000 euros a un plazo de devolución de 25 años, pagará unos 51.800 euros en intereses, pero si consiguiera pagar la hipoteca en la mitad del tiempo previsto inicialmente el coste se reduciría a 28.000 euros.

Es importante revisar cada mes ingresos y gastos, para aumentar la capacidad de ahorro. La experta aconseja establecer un presupuesto, “asignando una porción de los ingresos a pagos adicionales de la hipoteca”.

Otra opción es refinanciar el préstamo, por ejemplo, buscando tasas de interés más bajas o incluso a un plazo más corto. “Puede parecer irrisorio, pero disminuir, aunque sea medio punto porcentual, marca una diferencia sustancial”, dice.

Con la mejora de la oferta hipotecaria es un buen momento para renegociar las condiciones de su préstamo o cambiarlo de banco.

Muchos españoles optan por la inversión y escogen productos financieros que den una rentabilidad superior a la inflación y a la tasa de interés de la hipoteca contratada.

Si inviertes 10.000 euros en un producto financiero con una tasa de interés estimada del 7%. Al cabo de un año, la cuantía habrá crecido hasta los 10.700 euros, pero antes de escoger esta opción se recomienda hacer un estudio de amortización de la hipoteca.

Amortizar una hipoteca en la mitad de tiempo “es un desafío”, dice Wakefield, “pero con planificación y esfuerzo, es completamente alcanzable”.

También hay que tener en cuenta la situación personal y familiar de cada hogar. Los expertos explican que la compra de la primera vivienda se retrasa cada vez más.

Los bancos valoran los siguientes requisitos a la hora de conceder un préstamo hipotecario: antigüedad en el puesto de trabajo, ser solvente, tener ingresos estables o contar con, al menos, el 20% del valor del inmueble para la entrada.

Le preguntamos a los profesionales de Nordicway Real Estate, cuál es la edad límite para pedir una hipoteca en España. Estos expertos en la compra-venta de viviendas en Gran Canarias y Tenerife, nos explicaron que no existe ninguna ley que ponga una edad límite, pero las entidades valoran la situación conforme a sus políticas de riesgo.

Los bancos establecen esa edad límite en torno a los 75 años, por lo que cuanto mayor sea el solicitante, mayores pueden ser los riesgos de impago.

Es importante que el endeudamiento no supere los 30 años, pero tampoco es aconsejable dedicar más del 35% de los ingresos mensuales al pago de la hipoteca.

El precio de la hipoteca dependerá de la política interna de cada banco, así que se recomienda acudir a varias entidades para comparar sus propuestas y negociar unas mejores condiciones.

“A ojos de los bancos, la edad ideal para hipotecarse está entre los 35 y los 45 años. Ya se lleva cierta trayectoria profesional, una situación laboral más estable, se ha tenido tiempo para acumular ahorro, se podrá devolver la hipoteca en un plazo relativamente largo para que la cuota no sea muy alta, hay menor riesgo de fallecimiento…”, dice Miquel Riera, experto en hipotecas.

“La inmensa mayoría de los jóvenes de 20 años o similar no cuentan con la estabilidad laboral, económica y de ahorro suficiente para pedir una hipoteca”, expone Riera.

Pero también añade: “Hemos visto casos excepcionales de personas con edades parecidas que llevan años trabajando y se han hipotecado con el apoyo económico de sus padres. Cada caso es un mundo, lo único aconsejable es pedir una hipoteca si se puede devolver, si se es solvente”.

Hay bancos que ofrecen hipotecas exclusivas para jóvenes, normalmente dirigidas a menores de 35 o 36 años. Estas entidades permiten financiar más del 80% de la compra de la vivienda o tienen un tipo de interés más reducido.

Desde La Vanguardia informan que la hipoteca fija para jóvenes «ofrece un interés del 2,75% (2,96% TAE) y no requiere la contratación de productos adicionales. La financiación máxima, que puede llegar hasta el 95%, está sujeta al perfil financiero del solicitante. Con un plazo máximo de unos 40 años, esta hipoteca puede ser obtenida a través de un bróker, quien negociará con diferentes entidades bancarias para conseguir las mejores condiciones según el perfil del cliente».

Con esta estrategia pretenden captar a los jóvenes con un buen nivel adquisitivo, para que contraten otros productos bancarios como cuentas, créditos, tarjetas, fondos de inversión…

Scroll al inicio