Alternativas para pagar la hipoteca

13 marzo, 2014
Alternativas para pagar la hipoteca

Las hipotecas suelen suponer un elevado coste mensual para la gran mayoría de las familias. Sin embargo existen alternativas para poder pagar más cómodamente las cuotas mensuales de la hipoteca. Las ideas que se pueden poner en marcha para conseguir más dinero que alivie la cantidad de dinero que sale cada mes para pagar la hipoteca son varias, desde el empeño de coche en Global Car hasta el arrendamiento de espacios disponibles, pasando por compartir gastos con otros inquilinos.

Empeñar el coche como alternativa para pagar la hipoteca

En caso de necesidad, empeñar un vehículo puede ser la solución a los problemas financieros que surjan en un momento determinado. Existen diferentes modalidades de empeños que procuran satisfacer las necesidades que puedan llegar a plantear los diferentes clientes.

Por ello, se puede empeñar el coche o la moto con custodia. En este caso se obtiene el dinero de forma inmediata, normalmente corresponde hasta un 80% del valor de la tasación. Además, si en el periodo de tiempo que se haya establecido en el contrato todavía no se dispone del dinero necesario para cancelar el empeño, el plazo se puede ampliar sin ningún problema. Esta opción ofrece la máxima cantidad de dinero por el vehículo de una forma rápida y segura.

Como alternativa a la anterior elección, es posible empeñar el coche pero sin dejarlo en custodia. Esto significa que se consigue dinero por el coche y se puede seguir utilizando sin ningún inconveniente y sin necesidad de dejarlo en custodia. Es un empeño muy flexible, el tiempo hasta cancelar el contrato es negociable y se obtiene dinero de forma inmediata. En este caso la cuantía es algo menor, debido al mayor riesgo que supone no mantener el vehículo en custodia, puede llegar a ser hasta el 60% del valor de tasación.

Arrendamiento de espacios disponibles

Otra alternativa para pagar la hipoteca es acondicionar un espacio de la vivienda para acoger a un inquilino a cambio, claro está, de una cuota mensual. Esta idea es perfecta para casas grandes o en las que sobren una o varias habitaciones.

En el primer supuesto, que la casa tenga varias plantas, se puede acondicionar una de ellas para acoger a un inquilino. Si se busca a la persona adecuada y el acondicionamiento que se realice es de calidad, se puede lograr un alquiler mensual que se equipare a la cuota mensual de la hipoteca. Si esto sucede, literalmente el inquilino que alquile ese espacio estará pagando la hipoteca del dueño de la casa.

En el caso de no tener tanto espacio disponible como para ofrecer baño, cocina, salón y dormitorio, se puede alquilar una o varias habitaciones, dependiendo del espacio libre, con derecho a cocina. Esta alternativa es algo más incómoda, pero en caso de necesidad puede resultar una forma de poder salir adelante mes a mes.

Estas dos ideas son buenas formas de aumentar el dinero disponible cada mes y, de este modo, poder enfrentar todos los gastos solvente y desahogadamente.

Deja un comentario