Ahorro en hipoteca, ahorro para caprichos

12 marzo, 2016
Ahorro en hipoteca, ahorro para caprichos

Una de las principales cosas que tienes que recortar a la hora de firmar una hipoteca es en ciertos gastos, sobre todo aquellos que tenemos un sueldo justo. Por eso a la hora de firmar miré bastante las condiciones y comparé para haber cual sería la que me salía más rentable sobre todo en el pago mensual, de este modo tendría un poco de ahorra para mis hobbies. Y es que uno de mis caprichos era el poder hacer un viaje a Canadá y Estados Unidos para esquiar así que contacté con Skirocosas, una agencia de viajes personalizados que está especializada en esquí en norteamérica.

EL ESQUÍ Y YO, UÑA Y CARNE

Desde pequeño me ha gustado siempre esquiar y me conozco bastante las pistas de esquí de España y alrededores. Y como llevo bastante tiempo esquiando tengo una gran experiencia para poder ir a otros lados y sacarle el máximo partido a las pistas de las estaciones de esquí. En cuanto tuve unos ahorros decidí hacer ese viaje Canadá, en la frontera con USA.

Y lástima no tener más dinero, pero fue sin duda, el lugar mejor donde he disfrutado esquiando. Para empezar las montañas son enormes y ofrecen un gran número de estaciones. Además estas estaciones son inmensas en cuanto a kilómetros de pistas, instalaciones impresionantes, todo tipo de servicios. Como se suele decir de estos países: todo a lo grande. Lo que más costó fue el viaje pero sin duda mereció la pena, e insisto, si tuviera otra vez ahorros me los gastaría sin ninguna en repetir esa fabulosa experiencia.

Lo que más me llamó la atención es que allí esta muy de moda y de uso habitual de helicópteros que te llevan a lo más alto de las montañas para poder hacer un descenso espectacular y fuera de pista. Cierto es que tienes que tener experiencia en este tipo de descensos. A dichas cumbres no llegan los remontes comunes, siendo esto algo exclusivo para gente que tiene dinero y profesionales que los patrocinan. Pero lo dicho, es continuo el vuelo de los helicópteros desde sus bases de aterrizaje hasta los picos mas altos.

También me gustó bastante la presencia de esquiadores profesionales. No me refiero a gente con experiencia sino a esquiadores que les pagan por esquiar. Sobre todo había muchos esquiadores de distintas modalidades (esquí extremo, snow…) que tienen marcas de bebidas y de ropas como patrocinadores. Era digno de ver como entrenaban en aquellas instalaciones que desde luego falta mucho en España para llegar a ese nivel.

Además tienes muchas opciones por si algún día no te apetece hacer esquí. Tienes decenas de balnearios, algunos de ellos naturales. Tienes centros comerciales en los mismos pies de pista, puedes llegar esquiando, das una vuelta y te vuelves con tus esquís. Otra opción es ir a visitar los parques nacionales los cuales son enormes, pudiéndose comparar con una comunidad de España en cuanto a kilómetros cuadrados. Existe un ocio nocturno muy variado. La mayoría de la gente opta por ir de fiesta y a bares con música, donde podrás conocer a decenas de esquiadores de todas las nacionalidades. Además la gente sale a tomar algo con la misma ropa de esquí. Pero lo que mas disfrute por la noche fue de las pistas que habilitan por la noche con grandes focos y luces de señal para poder esquiar por la noche. Sin duda alguna fue lo mejor que hice allí.

Las estaciones tienen tantas pistas, tantos kilómetros que es imposible conocer todas las estaciones de la zona, incluso resulta imposible poder hacer bajadas por todas las pistas de una misma estaciones. Se nota que allí tienen nieve la mayor parte del año y lo han sabido sacar partida.

Algunas de dichas estaciones han servido como sedes olímpicas de los juegos de invierno, dejando como huella todas las instalaciones para un disfrute de los turistas.

Otra de las cosas que hay que hacer es visitar un partido de hockey sobre hielo, y es que allí es como el fútbol aquí en España. Fue impresionante verlo y sobre todo el ambiente que había pues los estadios de hockey son casi igual de grandes que los campos de fútbol de los equipos profesionales. Como dije al principio: todo a lo grande y a lo bestia, ¡como en las películas!

shutterstock_316163120reducida