Motivos para tener LED en tu nueva vivienda

10 diciembre, 2015
Motivos para tener LED en tu nueva vivienda

Ahorrar luz con LED
¿Cuánto podemos ahorrar realmente con la iluminación LED? Pues es la gran pregunta, y la respuesta es aún mayor. Si te lo propones mucho dinero. Las empresas, como por ejemplo Led Cost, no mienten cuando nos dicen que supone un importante ahorro de energía pero también debemos ser conscientes que la iluminación LED aporta otra serie de ventajas. Te vamos a dar una serie de consejos para que te pases a la LED.

  1. Es más segura que la luz tradicional, porque es menos contaminante: no tiene mercurio ni tungsteno. Además, reduce las emisiones de CO2 en un 80%. Así que no tengas dudas en comprar leds baratos porque resultará una gran inversión.
  2. Dura mucho más. Y cuando decimos más, es mucho más. Hasta 45.000 horas de uso (más de 15 años, si la encendemos unas 8 horas al día), con un mantenimiento mínimo.
  3. No genera calor, así que no quema . Y es que el 80% de la energía que consume se convierte en luz, al contrario que la bombilla incandescente, que pierde ese mismo porcentaje en forma de calor).
  4. Ahorro energético Consumen hasta un 85% menos que las bombillas tradicionales). En la factura de la luz economizarás entre 50€ (comparada con una incandescente) y 275€ (con una halógena). Así que ya puedes ir mirando comprar led barato para poder notarlo en tu factura.
  5. Resiste temperaturas más extremas que las bombillas incandescentes, además de mayor humedad y vibraciones. Por eso si tienes chalés o casas en el campo es la mejor opción.
  6. Encendido instantáneo. NO vas a tener que estar esperando a que todo se ilumine en 30 segundos.
  7. Resistente a un enorme número de ciclos sin perjuicio para su rendimiento (las veces que se enciende y se apaga). Muchas veces con las caídas de los plomos se produce que se fundan las bombillas.
  8. Reproduce los colores con una gran fidelidad, con un índice cromático de 80 sobre 100. Tiene, además, diferentes tonos de luz (fría, cálida) para ajustarse a todo tipo de ambientes.
  9. Fácil colocación. Hay muchas personas, sobre todo las mayores, que todavía son reacias a comprar LED porque se piensan que colocarlas es complicado. Pues hay que romper con ese mito. Sustituir una bombilla incandescente por una de LED es… igual. Eso sí, en el caso de las halógenas deberemos comprobar el voltaje y tipo de anclaje, seleccionando en la tienda las mismas características para nuestro nuevo LED. Si el halógeno es de 12 V necesitaremos un LED con transformador, a diferencia de si se trata de un foco de 230 V.
  10. Si, por el contrario, queremos sustituir un tubo fluorescente por uno LED, tenemos que quitar el transformador (o cebador), y el balastro, y conectar los tubos directamente a la red de 220 V. Pero no te preocupes, que en las tiendas de tienda online de iluminacion led puedes comprobar este cambio.

Así pues si quieres comprar bombillas de led baratas echa un vistazo por la página de led-cost.com porque seguro que vas a encontrar algo muy apetecible. En resumen, aunque debemos ser conscientes que la inversión inicial es alta, una forma aconsejable de cambiar la iluminación de casa por iluminación LED es ir haciéndolo gradualmente, empezando por las habitaciones que más tiempo ocupamos y según se vayan fundiendo o necesiten cambiarse el resto de luces. Es el mejor reflejo de que no es un gasto, sino una inversión. Aunque no estaría mal que miraras si tu comunidad tiene ayudas para el ahorro energético.

Deja un comentario