Trucos para que te den una hipoteca

26 agosto, 2014
Trucos para que te den una hipoteca

Trucos para que te den una hipoteca
Dicen que en esta vida quien hizo la ley hizo la trampa. O incluso que quien roba a un ladrón, tiene dos años de bendición. Por lo tanto, los pequeños trucos que os vamos a dar ahora hay que tomarlos con un poco de sentido de humor. Y es que solicitar una hipoteca es una cuestión muy seria, que hay que analizar y reanalizar. Ahora bien, siempre hay algún consejillo que se debe de tener en cuenta cuando vas a un banco para pedir una hipoteca, ya sea para una vivienda o un negocio. Eso sí, mucho cuidado y como te decimos haz muchos números antes de pedirla. Por desgracia cada vez son más los casos en los que los bancos se han tenido que quedar con la vivienda por falta de pago.

  • Dos firmantes mejor que uno. Los bancos prefieren a dos titulares de la hipoteca mejor que a uno. ¿La razón? El riesgo es mejor, y siempre responderá uno u otro.
  • Ahorrar para la entrada. Los tiempos en los que los bancos ofrecían el 100% ya no existen, ahora no pasan del 80% del valor de la compraventa. Cuanto más tengamos ahorrado para la entrada, más probabilidades de que el banco nos conceda el préstamo.
  • Optar por un piso de banco. Las entidades están más dispuestas a financiar una vivienda que ellas mismas comercializan antes que una casa comprada a un particular. Y en este caso sí, algunas incluso financian el 100% del valor.
  • Negociar. Nos tenemos que saber vender y sobre todo vender todo lo bueno que tenemos. La antigüedad en la entidad financiera, los productos financieros que tenemos contratados e incluso los que podemos contratar como un plan de pensiones, seguros del hogar, etc…
  • Comparar. Como decía el anuncio, busque compare y si encuentra algo mejor…cómprelo. Si visitamos varios bancos siempre tendremos diferentes opciones e incluso podremos comparar.

Pero ante todo, se realista. Piensa que los bancos no son ONG y que el dinero no cae del cielo. Yo os he contado estos casos porque en mi caso me fue bastante bien. Monté una empresa de ropa infantil perteneciente a la red de franquicias del grupo Reprepol, y ahora por suerte, puedo decir que lo peor ya ha pasado.

 

 

Deja un comentario